El mundo de la tiroides ¿Alguien se aclara?

QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE LA TIROIDES

La tiroides es una glándula con forma de mariposa situada a mitad del cuello, en la parte de delante, debajo de la nuez de Adán. 

A menudo nos olvidamos de su existencia pero cuando falla, es cuando sale a relucir su importante función. Se encarga principalmente del metabolismo del cuerpo, del peso corporal, de la temperatura que ha de tener, de los niveles de energía, del crecimiento cuando somos niños y adolescentes. Su alteración repercute en el estado de ánimo, en la función del corazón, en la fertilidad y puede dar una lista casi infinita de síntomas. 

Estos trastornos son mucho más prevalentes en el sexo femenino, en una relación de diez mujeres por cada hombre. 

¿QUE ES EL HIPER O HIPOTIROIDISMO?

La tiroides puede alterarse por exceso de función (hipertiroidismo) o por defecto (hipotiroidismo). 

Los síntomas de ambas disfunciones son diferentes, y aunque en ocasiones pueden pasar desapercibidos o el paciente presentar síntomas “atípicos”, en general, en el caso del hipertiroidismo hay un aceleramiento generalizado de todo: tenemos calor, el corazón va muy rápido, estamos nerviosos, tendencia a estar muy delgados, podemos tener diarrea crónica y exceso de sudoración, entre otros. 

Por el contrario, en el hipotiroidismo todo va ralentizado: estamos cansados, sin energía, sin ganas de nada, la libido por los suelos, nos encontraremos tristes y nos fallará un poco o mucho la memoria, existe tendencia a coger peso a pesar de comer “poco”, seguramente estaremos estreñidos y habrá caída de cabello, piel seca, siempre tenemos frío y mucho más… 

Si te duermes por las esquinas, quizá es hora de revisar tu tiroides

¿QUÉ CLASES DE  ALTERACIONES EXISTEN?

La tiroides puede alterarse por muchas causas y aparecer en distintas etapas de la vida. 

  • Por déficit de yodo: es la causa más frecuente de hipotiroidismo en el mundo entero, pero no en los países desarrollados. 
  • Secundario a un proceso autoinmune: la causa más frecuente de hipotiroidismo en nuestro medio es la tiroiditis de Hashimoto, y la causa más frecuente de hipertiroidismo es la enfermedad de Graves.
  • Hipotiroidismo congénito: el que está presente al nacer, habitualmente por no formarse la glándula tiroides. Hace años que se descarta con la prueba del talón. Puede favorecer la aparición de importantes alteraciones en el crecimiento y desarrollo mental si no es tratado (cretinismo).
  • Iatrogénico: es decir, secundario a un acto médico: puede ocurrir un hipotiroidismo residual tras una cirugía para eliminar un nódulo o cáncer de tiroides, o tras una ablación con radioyodo para tratar un hipertiroidismo. Es la segunda causa más común en nuestro medio.
  • Por fármacos: algunos tratamientos pueden ser causa de hipotiroidismo, como el contraste yodado, la amiodarona, el litio, antitiroideos, interferón alfa, entre otros.
  • Enfermedades sistémicas: como la amiloidosis, esclerodermia o la sarcoidosis pueden afectar a la función tiroidea.
  • Otras causas: más raras pero posibles son tumores, accidentes vasculares, traumatismos, etc que pueden afectar a la glándula o al eje hipotálamo-hipófisis (el “jefe” de la tiroides, situado en el cerebro)

Tiroiditis: entrarían en otra clasificación. La tiroiditis es la inflamación de la glándula tiroides y en muchas ocasiones no afecta a su función, o al menos no de forma mantenida. Puede ser secundaria a una infección vírica o bacteriana o también a procesos autoinmunitarios.. 

¿CUÁNDO HAY QUE SOSPECHAR DE UNA ALTERACIÓN DE LA TIROIDES Y CÓMO SE DETECTAN?

A mi parecer, es útil realizar la determinación de las hormonas tiroideas (como mínimo la TSH y la T4 libre) en cualquier analítica de rutina que se realice. 

Pero si hay sintomatología compatible vale la pena realizar un despistaje completo, y si se presentan otras enfermedades autoinmunes (como celiaquía o diabetes tipo 1), si estás embarazada o deseas estarlo o hay antecedentes en la familia, conviene evaluar la función tiroidea periódicamente. 
Y a la inversa, si hay hipotiroidismo autoinmune, es imprescindible descartar celiaquia.

El perfil tiroideo completo incluye la determinación de TSH, T3 libre, T4 libre y los anticuerpos antitiroglobulina, anti-TSI y antiperoxidasa (anti-TPO). Idealmente también debería incluir la T3 reversa, especialmente si hay síntomas compatibles con hipotiroidismo pero la TSH y las fracciones libres de la T4 y T3 “están bien”, pero es una prueba que no está disponible en todos los hospitales o laboratorios.

Un pinchacito… y listo

¿Y ESO DE HIPOTIROIDISMO SUBCLÍNICO…?

Lo de subclínico daría para un libro entero… por definición, “subclínico” quiere decir que existe una alteración en las pruebas pero que no da síntomas o clínica, de ahí el prefijo -sub. 

Pero en los protocolos (puede variar según el que mires) suele considerarse hipotiroidismo subclínico a la elevación de la TSH inferior a 10 uUI/mL (en algunos protocolos indica  entre 5 y 10). El problema es que a menudo las personas con esas cifras sí presenta síntomas, pero estos son infravalorados o no son considerados (estreñimiento, cansancio, mala memoria…). o directamente no se interroga acerca de ellos, dando por hecho que si no hay queja, no hay problema. Sin embargo, muchas personas normalizan sus síntomas cuando son insidiosos y de larga evolución, dando por hecho que es “normal” o “de la edad” (¡ese discurso ocurre incluso en personas muy jóvenes!), pero el paciente prototipo es una mujer de entre 40-50 años. 

HIPOTIROIDISMO DE HASHIMOTO

Es la alteración hipotiroidea más frecuente en nuestro medio. Consiste en una afectación autoinmune hacia la glándula tiroides, que hace que se vaya destruyendo poco a poco hasta que deja de funcionar. 

Al inicio es frecuente encontrar una TSH dentro de los valores que se consideran normales, pero poco a poco va aumentando la TSH mientras que la T4 libre va disminuyendo. En este caso también encontraremos una alteración de los anticuerpos TPO y/o TG. 

¿CUAL ES EL TRATAMIENTO DEL HIPOTIROIDISMO?

El tratamiento clásico consiste en la sustitución de la hormona que no se puede fabricar, por hormona sintética. Si se administran las dosis adecuadas, suele mejorar bastante la calidad de vida. 

Este paso es necesario y fundamental en muchos casos, otros quizá aún tengan suficiente reserva tiroidea para poder solucionarlo sin tener que utilizar hormona, al menos de forma temporal, pero esta no suele ser la regla. El hecho es que la glándula que ha sido destruida, destruida queda, por desgracia. 

¿Eso significa que solo me he de limitar a tomar la medicación y ya?

Pues no, y muy especialmente en el caso del hipotiroidismo autoinmune, en el que la enfermedad va mucho más allá. Hay que pensar de forma integrativa y no ver los órganos como piezas de lego

La alteración de la tiroides, en el caso de una causa autoinmune, viene dada por la destrucción del tejido por parte de autoanticuerpos que nosotros mismos producimos. ¿Y por qué nuestro cuerpo se ataca a sí mismo, es que acaso se ha vuelto loco? Pues ahí es donde hay que enfocar el tratamiento, en calmar nuestro sistema inmune, porque sí, un poco loco se ha vuelto (quizá algo paranoico e insiste en atacar algo nuestro como si fuese un enemigo). 

Lo primero que hay que mirar en cualquier enfermedad autoinmune es el intestino, es ahí donde se gestan los problemas de autoinmunidad. Bueno, en realidad el primer lugar donde deberíamos mirar es en la boca… o más bien, lo que nos llevamos a ella. 

Los alimentos o productos que ingerimos (no todo lo que comemos es comida), pasan por varios procesos que harán que se preparen mejor o peor a su llegada al intestino. Dependerá de nuestra dentadura, de cómo mastiquemos, de si dejamos que la comida se impregne bien de saliva antes de tragar, de si tenemos suficiente ácido en el estómago y de si el páncreas y la vesícula realizan bien su función. 

Una vez llegado el alimento al intestino, debe absorberse para que pase de forma selectiva a la sangre, y de ahí al hígado y luego a las células que necesiten esos nutrientes.

Pero ¿qué pasa si hay una alteración de la absorción? ¿O si hay algún factor que haga que el intestino no seleccione tan bien y deje pasar “trozos” de alimentos directamente a la sangre?

En el primer caso, los nutrientes se perderán en la taza del water y nuestras células no lo recibirán. En el segundo caso, cuando hay un aumento de la permeabilidad intestinal, habrá partículas que se escaparán del intestino y pasarán directamente a la sangre, donde tenemos células del sistema inmune que hacen la función de patrulla, revisando quien pasa y quién no debería. 

Estas partículas, como han pasado antes de la cuenta, no tienen la forma adecuada, y estas células patrulla (linfocitos) las reconocen como enemigos. Al ponerse en alerta, puede ocurrir que nuestro sistema inmune ataque a esa comida que ha pasado directamente a la sangre pero también puede ocurrir que empiece a atacar a algún tipo de célula nuestra, como las células de la tiroides.

¿ME PUEDO CURAR DE HIPOTIROIDISMO?

La medicina entiende por curación de una enfermedad, un proceso que se resuelve y para el cual ya no es necesario recibir tratamiento o cuidados para que no regrese, porque ya te has curado. 

En el caso de las enfermedades autoinmunes, la curación como tal no suele ser un objetivo realista, pero sí podemos encontrarnos en un estado de remisión completa (que a efectos prácticos podría ser equivalente), pero implica cuidados permanentes para no recaer. 

El tratamiento del hipotiroidismo autoinmune ha de ser integral, es decir, que implica abordar la alteración desde todas las vías afectadas. 

El tratamiento con levotiroxina solo sustituye la hormona que la glándula ya no fabrica (lo cual no es poco) pero no detiene en absoluto el proceso de destrucción de la misma por parte de los autoanticuerpos. 

Para ello, hemos de realizar un enfoque que implique calmar al sistema inmune para que deje de atacar, reparar el intestino para “no echar más leña al fuego” y suplementar todos los micronutrientes esenciales que pueden estar en cantidades subóptimas para que todo el engranaje funcione a la perfección y haya micronutrientes de sobra para poner en marcha todos los mecanismos de autoreparación y autorregulación. 

ACADEMIA RESHAPE

En ese sentido, no conozco a nadie que domine más del hipotiroidismo de Hashimoto que Montse Reus, Nutricionista exclusivamente dedicada al hipotiroidismo autoinmune con un enfoque evolutivo, con una dilatada experiencia que ha concentrado en su programa Reshape junto a sus dos compañeros, Diego Castro y Fer Orpinell. 

Adquirí dicho programa cuando lo lanzaron y me sorprendió gratamente su calidad. Aborda el hipotiroidismo desde todos los puntos de vista posibles: alimentación, ejercicio físico, suplementación, psicología, etc con un nivel adecuado tanto para profesionales interesados en el tema (como era mi caso), como para usuarios tanto avanzados como con poco conocimiento de la enfermedad. 

Con él profundicé en las implicaciones de este proceso, por qué es importante cuidarse y cómo pueden las personas afectadas recobrar la calidad de vida previa: para terminar con la molesta sintomatología, para no sentir más cansancio o frío constantemente, para volver a tener libido y desechar la tristeza.  

Lucir una piel y cabello en buen estado, castigados por el hipotiroidismo también es posible. Y mantener una silueta saludable sin pasar hambre o sentir que cada bocado es un castigo. 

Recuperar la paz con una misma es un proceso tanto o más importante que el resto. 

Hace unos días me informaron que Reshape volvería a estar de promoción y creo sinceramente, que es una gran oportunidad para cualquier persona afectada. 

Teniendo en cuenta que en España hay más de cuatro millones de hipotiroideos y que los protocolos que manejamos la mayoría de los médicos no tienen un enfoque integral… no es de extrañar que haya tanta gente afectada y que no terminen de encontrarse bien a pesar de la medicación. 

Eso en el caso de recibir tratamiento, porque hay miles de personas no diagnosticadas a pesar de presentar síntomas compatibles y alteraciones en la analitica sugestivos de hipotiroidismo. 

¿Por qué ocurre esto? Porque en ocasiones nos olvidamos (los médicos) de escuchar a la persona y nos centramos solo en números. Si el protocolo dice que hasta 10 es normal y la persona tiene un 9, diré que es normal. ¿Y los síntomas? ¿Y si la persona me dice que está cansada, estreñida, se le cae el pelo, no tiene energía para nada, no tiene nunca ganas de sexo…? ¿Pero preguntamos por todas esas cosas? Si no preguntamos, ¿cómo vamos a saberlo?

Sí, entono el mea culpa por nuestra parte. Pero también diré una cosa: no hay mejor medicina que la que practica un paciente empoderado, consciente y decidido a tomar las riendas de su salud. 

Cierto, los médicos podemos diagnosticar y etiquetar pero solo tú puedes decidir cambiar tu alimentación, cambiar tu modo de ver las cosas, cambiar tus hábitos y atacar a la enfermedad desde la raíz. Solo tu puedes revertir la situación, los demás somos meros acompañantes.

Ahora que ya sabes la importancia de cuidar todos esos factores para controlar el hipotiroidismo y tener calidad de vida, ¿qué es lo que falla?

La duda de todos mis pacientes es… vale, pero ¿cómo lo hago? ¿Qué tengo que comer? ¿Cómo lo tengo que cocinar? ¿Qué alimentos o suplementos van bien y cuáles mal? ¿Es el ayuno intermitente bueno para mi? ¿Y qué tipo de ejercicio es mejor, fuerza o aeróbico? ¿HIIT o suave? 

Lamentablemente, apenas dispongo de diez minutos en la consulta para atender a mis pacientes. Casi no tengo tiempo de explicar la analitica y explicar qué es el hipotiroidismo y qué consecuencias tiene. He gastado los diez minutos de una consulta previa para preguntar rápidamente por los síntomas y pedir esa analitica (cuando hubiera invertido una hora o más, para hacerlo a mi gusto). 

Me resulta del todo imposible explicar en ese rato a mis pacientes toda la información que necesitan, noto se encuentran perdidos y yo con sensación de impotencia tremenda por saber qué hay cosas que pueden hacer por estar mejor pero lo ignoran. 

Solo puedo derivar a compañeros para una consulta privada o recomendar canales como el de Montse Reus, donde comparte muchísima información muy valiosa gratuitamente. 

¿Pero cuál es el problema que se encuentran? Que esa información está dispersa (como toda la que se encuentra en redes sociales) y cuesta mucho tiempo poder ordenarla mentalmente y aún así, siempre hay lagunas. 

Por eso el curso de Reshape me parece absolutamente maravilloso, porque está TODO lo que un hipotiroideo necesita saber y además, bien masticado, ordenado paso a paso y dispuesto de tal forma, que se adapta a las necesidades de todos. 

Es un curso online de más de 25h de vídeos explicativos, además de otros recursos como recetas y varios bonus.

Comprar el Curso Online Método Reshape con el descuento del 70% SOLO hasta el 30 de noviembre


Habitualmente el curso tiene un coste más elevado (casi 500 euros) pero durante unos días se encuentra con un gran descuento, quedando a 297 euros. 

Enlace a la compra del curso + guía para ganar bienestar y salud gratuíta

Además, te regalo mi “guía práctica para obtener bienestar y salud” en la que invertí muchísimas horas y que sirve para la población general. Contiene varias infografías muy útiles, como por ejemplo para aprender a interpretar las etiquetas de los alimentos o una tabla de ejercicios sencillos para las personas que se encuentran en baja forma. Te la mandaré por mail una vez realizada la compra.

Verás que hasta la fecha, nunca he intervenido en ninguna promoción y si lo hago con Reshape, es porque realmente tienen mi confianza y me parece una herramienta muy valiosa y que el principal beneficiado es la persona que tiene hipotiroidismo y que quiere y no sabe como cambiar. 

Ten la absoluta certeza de que, si no lo creyera, no lo promocionaría. La honestidad es muy importante en mi labor porque es lo único que genera confianza a largo plazo. Vaya, quiero dedicarme a la medicina muchos años más, que para ello es mi vocación!

Ten por seguro de que no te vas a arrepentir. Tienes decenas de testimonios de pacientes y profesionales en su web, te animo a revisarlas. 

Si quieres más información, Montse Reus ha hecho un fantástico webinar donde podrás ver el programa por dentro

VER EL WEBINAR

Si te decides, recuerda que a través de este enlace, te llevas mi guía de regalo.

Comprar el Curso Online Método Reshape con el descuento del 70% SOLO hasta el 30 de noviembre

¡Ánimo y empodérate! Invertir en salud es el mejor regalo que puedes hacerte a ti mismo. 

Deja una respuesta